Los tres lagos de Covadonga

Visitar los lagos de Covadonga puede suponer una experiencia poco gratificante si no planificas la época en la que subes. Si puedes, trata de evitar subir en verano. La masificación de visitantes y su en ocasiones poco respetuoso comportamiento, impropio en un espacio que detenta la máxima figura de protección, no te permitirá disfrutar del precioso entorno de una de las joyas de la naturaleza asturiana. Madrugar y evitar puentes y los meses de verano, ayudará a que tu visita a los lagos te deje un gran sabor de boca.

Lago Ercina

Si dejamos el coche en el aparcamientode Buferrera, podemos comenzar la ruta subiendo por la carretera hasta el lago Enol, y desde ahí hasta el Mirador Entrelagos. Allí tendremos una muy buena visión de ambos lagos (Enol y Ercina) y podremos admirar un paisaje glaciar, ya que esta zona está marcada por la última gran etapa del avance de los hielos (que tuvo lugar desde hace 100.000 años hasta hace unos 10.000 años).

Nos tenemos que imaginar las zonas altas de las montañas ocupadas por grandes masas de hielo, de las que salían lenguas de hielos, los glaciares, que iban ocupando las laderas y los fondos de los valles.

Estos glaciares iban arrastrando en su avance materiales, y cuando aquéllos retrocedieron al cambiar las condiciones climáticas, los materiales arrastrados fueron quedando acumulados en el entorno y en el fondo de estos valles y depresiones, ayudando a impermeabilizarlos, y generando los actuales lagos de Covadonga, que por tanto son de origen glaciar. El mirador de Entrelagos es, de hecho, una de estas morrenas (acumulación de materiales) generada al entrar en contacto los glaciares de Enol y Ercina.

Una vez contempladas las vistas, descendemos las escaleras del mirador y llegamos al lago Ercina. En su entorno vemos un bonito paisaje de pradería y matorrales contrastando con la caliza blanca.

Lago Bricial

Desde el lago Ercina se divisa, al norte del lago, una zona de humedal, conocida como la Lagunilla de la Vega de la Tiesa, con importante presencia de plantas acuáticas, algunas de ellas protegidas y amenazadas; y también se pueden visitar las antiguas Minas de Buferrera, unas minas de hierro explotadas desde mediados del siglo XIX hasta 1979 que dejaron visible el antiguo Karst con sus característicos pináculos.

Si sigues la ruta perfectamente señalizada como PR-PNPE 2, recorrerás el lago Ercina por su orilla occidental, bordeando el monte Mosquital, podrás ver y escuchar alguna de las fochas que viven en el lago, y a medida que lo recorras, verás un dique construido para embalsar sus aguas y aprovecharlas en la actividad minera de Buferrera.

Además dependiendo de la época en la que subas, verás las vacas que a finales de abril los ganaderos suben a los lagos para aprovechar el pasto de alta montaña. Con esa leche se elaboran los famosos quesos típicos de la zona (Gamonedo, Cabrales, Beyos…) muchos de ellos madurados en cueva y que son tan característicos de los Picos de Europa.

Continuando la ruta llegamos, oh sorpresa, al tercer lago de Covadonga, el lago Bricial. En inviernos lluviosos y con abundancia de nieves, durante el deshielo, una pequeña cascada va rellenado la cubeta del lago ofreciéndonos unas maravillosa panorámica de este ocasional tercer lago de Covadonga. Es un espectáculo que solo se puede disfrutar unas pocas semanas al año, siempre que haya llovido o nevado durante el invierno.

Hayedo Monte Palomberu

Superado el lago, la ruta continúa atravesando el monte Palomberu, cubierto por un precioso hayedo, en el que las hayas retorcidas parecen nacer directamente de la caliza.

Enseguida nos asomamos a la Vega de Enol, donde se encuentra el lago más profundo de los tres, llegando incluso a superar los 20 metros. La ruta bordea el lago por su lado norte para llevarnos nuevamente a la carretera que conduce al aparcamiento de Buferrera.

En total son unos 4-5 km de ruta muy fáciles de hacer, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, ya que tenemos que tener en cuenta que estamos en zona de alta montaña, y siempre hay que extremar las precauciones. En este enlace puedes encontrar toda la información sobre la ruta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *